viernes, 7 de diciembre de 2012

La vida es una férula


Las férulas, también llamadas "medios yesos", pues no llegan a rodear completamente la lesión, (al contrario que los yesos) son estructuras duras que se usan para mantener inmóviles o en la posición adecuada huesos, ligamentos, tendones y otros tejidos lesionados. Las férulas ayudan a que los huesos rotos se recuperen manteniendo juntos los extremos rotos y lo más alineados posible. También pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón y protegen la zona lesionada evitando que se produzca más daño.

Las primeras férulas pudieron ser utilizadas por los egipcios, empleando bambú, caña, madera o cortezas de árbol,y acolchadas con lienzo; pero hoy en día casi todo es material plástico o aluminio.

Hay dos tipos de férulas: rígidas, que pueden ser deformables o no; y flexibles.


 

Las rígidas y deformables permiten inmovilizar la zona pero permitiendo algo de funcionalidad. Suelen estar hechas de aluminio o materiales plásticos que permiten este deformado. También se incluyen las férulas de vacío, flexibles hasta que se aplica el vacío, y entonces se ponen rígidas.



Las rígidas y que no se deforman, son férulas de madera acolchadas, tablillas de diferentes tamaños, que debemos elegir dependiendo del tipo de lesión. También existen férulas con la forma específica de un miembro.



Las férulas flexibles son, generalmente férulas hinchables, aunque también se incluyen aquí los métodos improvisados de inmovilización, como almohadas o vendas. Se usan en lesiones distales de miembros, y permiten además observar sangrados en heridas bajo la férula, siempre que ésta sea transparente.



Es importante también tener una serie de puntos en cuenta para que nuestra férula desempeñe correctamente su función:

  1. No debe mojarse. Hay que buscar la forma de envolverla cuando nos vayamos a duchar o lavar.
  2. No debemos buscar la forma de rascarnos dentro de la férula, si el picor es muy persistente debemos acudir al médico
  3. Debemos mantener la férula limpia de suciedad
  4. Prestar atención al escozor, enrojecimiento, entumecimiento, hormigueo, pérdidas de movimiento o dolor. Puede que exista demasiada presión sobre la zona.

Espero que os haya gustado mi entrada y que hayáis aprendido. Nos vemos mañana! :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Free First Aid Cursors at www.totallyfreecursors.com