martes, 4 de diciembre de 2012

Insulinazos


¡Buenos días otra vez!

Como ya os dije ayer, hoy os hablaré de la administración de la insulina.

La dosis de insulina que hay que administrar está regulada por una pauta que nos da el médico. Antes de cada “toma”, se debe hacer una glucemia capilar (ver glucemias) para saber la cantidad de glucosa que tenemos en sangre. Así, podremos inyectar la cantidad más precisa posible con respecto a nuestras necesidades.


La insulina se mide en “unidades de insulina”, una unidad extremadamente pequeña, ya que 1 ml equivale a 100 unidades de insulina (1 unidad= 0.05 ml). Debido a esto, es evidente que la administración debe ser lo más exacta posible. Para ello existen 
principalmente dos métodos de inyección.

Uno es la Jeringuilla de insulina, que es como una jeringuilla normal, pero mucho más fina, y que normalmente viene ya marcada con las unidades de insulina. La aguja viene incorporada con la jeringuilla, que es totalmente desechable, de un único uso. Puede ser de 100, 50 o 30 unidades de insulina.

Otro es el bolígrafo o pluma de insulina. Este es un método más cómodo, ya que solo deshechas la aguja después de cada inyección. Solo tienes que marcar las unidades de insulina que necesites con una rueda que viene incorporada, y él solo ya carga la cantidad necesaria, y solo tienes que apretar el émbolo para que se libere la insulina. Son mucho más precisos que las jeringas, y contienen una media de 300 UI.

La insulina debe inyectarse vía subcutánea (con excepción de la rápida, que puede inyectarse intravenosa en algunos casos). Los sitios de inyección son las nalgas, los muslos, el abdomen y la zona superior externa de los brazos.


El procedimiento es coger un pellizco de piel y pinchar la aguja ya cargada con un ángulo de 45 grados. Seguidamente empujar el émbolo para vaciar la aguja y retirar tras unos 5 o 10 segundos. Obvio decir que todo esto con una buena higiene de manos. Tras la inyección, no se debe frotar la zona, para evitar una mala absorción de la insulina.

Las dosis varían según el criterio del médico, pudiendo ser de 2, 3 o 4 al día alternando rápidas con lentas.

Para más información sobre la diabetes, os dejo esta página en la que viene toda la actualidad sobre esta enfermedad y donde podéis encontrar recetas, eventos, nuevos descubrimientos... además de toda la información que podáis necesitar: www.fundaciondiabetes.org/

También orientado a niños y adolescentes: www.fundaciondiabetes.org/diabetesinfantil/

Y para los que odiéis las agujas, para mañana os dejaré un método que evita casi todos los pinchazos diarios: la bomba de insulina. ¡No dejéis de verlo!

1 comentario:

  1. Me gustaría saber cual es la efectividad de las agujas del lapicero porque existen 4,6 mm et.

    ResponderEliminar

Free First Aid Cursors at www.totallyfreecursors.com