domingo, 16 de diciembre de 2012

Escanéame el cuerpo

Hoy vamos a pasar el cuerpo por un escáner, pero no, no peguéis la cara al escáner de la impresora, ese no vale.

Hoy os hablaré de la Tomografía Axial Computarizada, o TAC, prueba también llamada escáner, que se utiliza para obtener imágenes de secciones o cortes del cuerpo (etimológicamente, tomografía quiere decir, en griego, imagen de un corte o sección) mediante la emisión de radiación X.

El tomógrafo


También se utilizan potentes ordenadores que procesan la información recibida de la máquina de rayos X, la procesan, y la transmiten a una pantalla en la que podemos ver la sección del cuerpo que hemos considerado para observar.


Sus usos son amplios, pero el principal de todos ellos es el diagnóstico del cáncer, sobre todo craneal, pero también cánceres mamarios, prostáticos, pulmonar o nasal.
Se pueden observar hemorragias internas, huesos fracturados, simulaciones virtuales, se pueden obtener imágenes en 3D.

Los riesgos de esta prueba son el desarrollo de un cáncer, problemas cognitivos, o enfermedades circulatorias. Lo que sí se producen es daños en el ADN que, de no ser reparados por las células, ocasionan enfermedades de los genes que deben ser diagnosticadas.
Deben tener cuidado especial las mujeres embarazadas, con posibilidad de embarazo, o en lactancia, antes de volver a amamantar, por los riesgos para el feto/bebé.

Imagen de un TAC craneal
El paciente, al igual que en la RM, permanece inmóvil en la camilla del tomógrafo, el procedimiento no causa dolor y éste podría llegar a requerir un tinte de contraste.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Free First Aid Cursors at www.totallyfreecursors.com