miércoles, 12 de diciembre de 2012

Dentro del músculo: vía intramuscular


¡Hola señoras y señores!

Hoy, que es un gran día 12/12/12 os hablaré de las inyecciones intramusculares.
Y diréis que realmente no es un gran tema, de hecho, es hasta doloroso, pero dicho de la otra manera, pues no duele tanto.

La vía intramuscular es la manera de administrar un medicamento dentro del músculo. Es una técnica realmente dolorosa, y a muchos, por no decir a todos, les pasa doliendo el culo un buen rato.


¿Y porqué el culo? Pues porque las inyecciones intramusculares se ponen en el culo. Concretamente en el cuadrante superior externo del glúteo mayor. Dicho vulgarmente: miras la cacha del culo, la partes mentalmente en 4 y pinchas en el cuadrado de arriba y hacia fuera. Así de fácil.

Esto se hace así para evitar nervios importantes y vasos sanguíneos que pasan por las otras zonas.

Esta vía es algo más rápida que la vía subcutánea, aunque es igualmente más lenta que la vía intravenosa.

La aguja también es más grande y gruesa, aunque la diferencia entre calibres de aguja es de pocas décimas de milímetro, aunque algo cuenta. Lo que sí se nota más es que es más larga, ya que tiene que llegar bien hasta el músculo.

El ángulo de punción es de 90º, totalmente perpendicular a la superficie del tejido, y al introducir la aguja se debe hacer rápidamente y con fuerza, para que duela lo menos posible, o por lo menos el menor tiempo posible. También se debe sacar rápidamente.

Normalmente se recomienda dar una palmadita en la zona en la que se va a pinchar, para despistar y que la sensación dolorosa sea menor.

Muy bien, esto es en rasgos generales todo lo que hay que saber de este tema.

Mañana toca a la vía de administración de medicamentos más famosa: la vía intravenosa. ¡Hasta mañana!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Free First Aid Cursors at www.totallyfreecursors.com